Imprimir

Llegar & moverse en Salvador de Bahía
Salvador de Bahía

Aeropuerto: cómo llegar a Salvador de Bahía

Como uno de los principales polos turísticos de Brasil, Salvador presenta una completa infraestructura de transporte para llegar y movilizarse de manera ágil por la ciudad.

Una de las vías más utilizadas para llegar a Salvador es la aérea, tanto desde el exterior como desde el propio territorio brasileño. La ciudad cuenta con el Aeropuerto Internacional Luis Eduardo Magalhaes, uno de los más importantes de Brasil. Allí operan diariamente unos ochenta vuelos internos que conectan a la capital de Bahía con una enorme cantidad de ciudades brasileras. También hay vuelos desde algunos puntos de América del Sur, Estados Unidos y Europa.

El aeropuerto se sitúa a 28 kilómetros del centro de Salvador. Hay autobuses y taxis que conducen desde la terminal hasta la ciudad. Los autobuses son la opción más económica, y cuentan con una alta frecuencia. Aunque más expeditivos, los taxis tienen tarifas bastante más elevadas, que conviene consultar previamente con el conductor. Otra opción es alquilar un coche para moverse con total independencia por la ciudad. Hay muy buenas agencias operando en el aeropuerto.

Otra forma para arribar a Salvador es en barco, aprovechando el importante puerto de la ciudad para navegar en una embarcación privada o en excursiones. La gran mayoría de los turistas que llegan por mar lo hacen a través de cruceros que también recorren otras playas e islas bahianas.

Cruceros en Salvador de Bahía

También es posible llegar a Salvador por medio de ómnibus de larga distancia, que llegan desde todo Brasil y desde algunas ciudades vecinas. La terminal de buses turísticos se encuentra en la parte nueva de Salvador, a unos 14 kilómetros del centro.

El transporte en Salvador de Bahía

El medio de transporte público más extendido en Salvador es el autobús. La ciudad posee numerosas líneas que cubren todos los puntos de su superficie, ofreciendo precios accesibles, frecuencias cómodas y una velocidad adecuada. Hay ómnibus comunes y ejecutivos, estos últimos con más comodidades. Las líneas disminuyen su frecuencia en las horas nocturnas (entre la medianoche y las 4:30 de la madrugada), aunque algunas ofrecen servicios nocturnos en las rutas más transitadas. Otra propuesta es el circuito turístico de los tour bus, autobuses sumamente confortables que pasean al viajero por los puntos de mayor interés de la ciudad.

Autobuses en Salvador de Bahía

Los taxis, por su parte, son más rápidos que los buses, pero también más caros. Las tarifas se cobran de acuerdo a la distancia recorrida, empleando el sistema de taxímetro. En el aeropuerto,  las terminales de ómnibus y shopping centers hay centrales de taxis ejecutivos, que cobran una tarifa fija pero ofrecen mayor comodidad.

Mapa para moverse en Salvador de Bahía

El centro de la ciudad puede ser recorrido perfectamente a pie, aunque alquilar un coche es una buena idea si planeas explorar lugares más alejados de la zona céntrica. El tráfico en Salvador no es difícil, aunque algunos conductores pueden tornarse algo agresivos y suele resultar cansador esquivar los niños y turistas que circulan algo descuidados por las calles. Si no eres un conductor habituado a las grandes ciudades, considera contratar un chofer profesional en la misma agencia de renta de autos.

Imprimir
© 2007 - 2021 Todos los derechos reservados Viaje a Brasil | www.viajeabrasil.com