Parque Nacional de Chapada dos Guimaraes

Parque Nacional de Chapada dos Guimaraes

Todos los amantes del ecoturismo que se acercan a Cuiabá tienen el lugar ideal para visitar, el cual se encuentra a unos pocos kilómetros de la misma estando muy cerca de la ciudad Chapada dos Guimarães. Se trata de un maravilloso parque de grandes dimensiones que cuenta con una gran cantidad de atractivos, desde una impresionante vegetación hasta cascadas y pequeñas lagunas donde los visitantes pueden bañarse.

El Parque Nacional de Chapada dos Guimarães cuenta con un total de 33.000 hectáreas de absoluta naturaleza, que se caracteriza por tener formaciones rocosas de arenisca que emergen sobre un terreno llano, que caracteriza la mayoría de la superficie del parque. Estas formaciones rocosas son muy utilizadas por los turistas, quienes las usan de asientos para apreciar las maravillosas postales del lugar.

Este es un ambiente ideal para el ecoturismo, ya que quienes lo visitan tienen la posibilidad de recorrer los distintos sectores a través de senderos, desde los cuales se aprecia lo mejor de la fauna y flora de esta región del continente. El parque es tan grande que en un solo día no se alcanza a conocer ni la mitad de lo que tiene para ofrecernos, pero al menos se tendrá un pantallazo general de lo que es este sitio turístico. De todos modos, al estar tan cerca de Cuiabá siempre se puede volver.

Lo que se puede apreciar aquí son diferentes paisajes con elevaciones rocosas, cascadas, pantanos y una gran cantidad de sorpresas, ya que el panorama va cambiando en cada kilómetro que se recorre. Por lo tanto en el parque se suelen realizar largas caminatas que son alternadas con los baños en los saltos de agua y arroyos, los cuales se encuentran en el Circuito de las Cascadas y son muy útiles para refrescarnos, sobre todo en los meses de verano.

El lugar más buscado por los visitantes que se acercan a este sitio turístico es el denominado Velo de Novia, que consiste en una caída de agua desde 86 metros de altura sobre una pequeña laguna, que suele verse colmado de gente bañándose. También se pueden encontrar algunas canchas deportivas y pequeños centros gastronómicos, ideales para reponer las energías que nos permitan seguir paseando por el lugar.

Quienes desean visitar este parque deben tener en cuenta que las temperaturas suelen ser muy elevadas, ya que la media ronda los 24 grados y las máximas superan ampliamente los 30, por lo que se deben tomar las medidas de precaución antes de viajar. Por ejemplo, elementos que nunca pueden faltar cuando se va al Parque Nacional de Chapada dos Guimarães son protectores solares, ropas cómodas, sombreros y un repelente para mosquitos.

El arribo a este parque desde la ciudad de Cuiabá no es una tarea para nada complicada, ya que el mismo se encuentra a solo 69 kilómetros y existe un camino muy directo que une estos dos puntos de Mato Grosso. Solo basta tomar la ruta BR-251 que sale hacia el norte de Cuiabá, la cual atraviesa toda la localidad de Chapada dos Guimarães, donde se ubica este maravilloso sitio turístico.

Si viajas a Cuiabá no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario