Ciclismo de montaña en Brasil

Ciclismo de montaña en Brasil

La popularidad del ciclismo de montaña en Brasil ha ido creciendo con el paso de los años, gracias a que posee una gran cantidad de escenarios propicios para la práctica de este deporte de aventura, donde se han desarrollado diversas rutas que hoy en día son muy transitadas. Esto hace que muchos turistas tengan en cuenta estos lugares a la hora de fijar sus vacaciones en este país.

Uno de los estados que cuenta con mayor cantidad de escenarios para realizar esa saludable actividad es San Pablo, donde anualmente se realizan diversas competiciones donde los aficionados pueden inscribirse. La diversidad de rutas es muy grande, en las cuales el nivel de dificultad varía considerablemente, haciendo que tanto novatos como experimentados puedan encontrar su recorrido ideal. Además se realizan excursiones guiadas por algunas zonas montañosas, donde los visitantes pueden apreciar lo mejor de la naturaleza paulista.

El estado de Bahía también es muy visitado por los amantes del ciclismo de montaña, ya que también se caracteriza por contar con diversas rutas. La más famosa y concurrida por los expertos es la que une Salvador con Chapada Diamantina, la cual cuenta con una magnífica estructura de rocas que se asemeja mucho a las del suroeste americano. Allí los paisajes naturales que se pueden apreciar son únicos, por lo que esta experiencia resulta ineludible para los adeptos al ecoturismo.

La gran cantidad de formaciones montañosas le permiten al estado de Minas Gerais ofrecer una gran variedad de alternativas para el ciclismo de montaña. Una de ellas es la Travesía de Serra Negra, que se realiza muy cerca del límite con Río de Janeiro paseando por diferentes alturas. Otra de las rutas famosas es la que comienza en la localidad de Andradas y presenta un grado de dificultad moderado, necesitando de unas 6 horas para ser recorrida en su totalidad.

Otro de los estados que ofrece varias posibilidades para practicar este deporte de aventura es Rio de Janeiro, el cual es visitado principalmente por ciclistas experimentados debido al grado de dificultad de la mayoría de sus rutas. Una de ellas es la que comienza y termina en Praia de Caravelas cerca de Cabo Frío, y recorre gran parte de la costa atlántica ofreciendo vistas maravillosas. Otra de ellas es la que se encuentra en Vila da Grama (al norte de la capital), que cuenta con tramos ubicados a 1.200 metros de altura que permiten apreciar las montañas del estado de Minas Gerais.

Estas son simplemente las pistas destinadas al ciclismo de montaña más destacadas que tiene el país brasileño, ya que también existen otros estados como Paraná o Pernambuco donde también se puede desarrollar esta actividad disfrutando de lo mejor de la naturaleza de Brasil. Por lo tanto quienes gustan de practicar este deporte seguramente no tengan problemas a la hora de elegir su destino favorito.

Si viajas a Brasil no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario