Transporte en Brasil

El sistema de transporte de Brasil se define principalmente por una extensa red de rutas y carreteras, que supera los 1,8 millones de kilómetros de extensión, pero también se ve beneficiado por un sistema de transporte fluvial, ferroviario y aéreo. Es el segundo país con mayor número de aeropuertos, apenas superado por Estados Unidos. Cuenta con 34 aeropuertos internacionales y casi 2.500 regionales. El aeropuerto que recibe mayor flujo de pasajeros, es el Aeropuerto Internacional Guarulhos en San Pablo, que también constituye el más importante de América del Sur.

El territorio brasileño alberga la décima red ferroviaria más grande del mundo, con casi 29 mil kilómetros de longitud, mientras que las hidrovías superan los 50 mil kilómetros de extensión. Cuenta con 37 puertos importantes, entre los cuales se destaca el principal puerto de Ámerica Latina: Porto de Santos en el estado de San Pablo. Manaus, con su puerto fluvial cerca del río Amazonas, también juega un papel destacado en cuanto a movimiento de cargas y pasajeros.  

En lo que refiere al transporte urbano, casi todas las metrópolis de Brasil cuentan con un sistema de ómnibus, y en las más extensas es posible trasladarse en el rápido sistema de metro o tren. A pesar del bajo costo que significa utilizar estos medios, el transporte más elegido por los turistas sigue siendo el servicio de taxis. En esta guía de transporte de Brasil encontrarás toda la información que precisas para llegar a tu próximo destino de vacaciones, y conocerás todas las opciones para moverte dentro de la ciudad o balneario que hayas escogido.