Historia de San Luis de Maranhão

Historia de San Luis de Maranhao

La ciudad era una aldea tupinambá que fue conquistada por los franceses en 1612, comandados por Daniel de La Touche, quienes construyeron un fuerte y lo nombraron San Luís en honor a Luis XIII de Francia. Los franceses se aliaron a los nativos en la resistencia a los portugueses y tres años después, en noviembre de 1615, fueron expulsados, bajo el comando de Jeronimo de Albuquerque, quien se convirtió en el primer capitán de Maranhão.

San Luís también estuvo bajo el control holandés en el período de 1641 a 1644. Solamente después de los ataques, el gobierno colonial decidió fundar el estado de Grão-Pará y Maranhão, independiente del resto del país. En esa época, la economía era basada en la plantación, y después en la exportación de la caña de azúcar, cacao y tabaco. 

En 1860, con el comienzo de la Guerra Civil Americana, la región paso a fornecer algodón para Inglaterra. La riqueza proporcionada por esa actividad fue usada para modernizar la ciudad, con atención especial a la educación que fue reforzada con la llegada de los religiosos para enseñar en las escuelas y la implementación de redes de agua y saneamiento. La ciudad llegó a ser la tercera del país en población, pero a fines del siglo XIX la agricultura entra en decadencia y desde entonces, la ciudad busca otras actividades para mantenerse.

Historia de San Luis de Maranhao: los tradicionales azulejos

São Luís, capital del Estado de Maranhão, es conocida como la “Ciudad de los Azulejos”. São Luís fue habitada por franceses y holandeses, pero, de hecho, fue edificada durante los siglos XVIII y XIV. En las construcciones fueron usados azulejos traídos en su mayoría de Portugal.

Revestir las fachadas de los edificios con azulejos atendía a las condiciones climáticas de la región que, por su posición geográfica, presenta un clima con las siguientes características: mucho calor durante el verano y un invierno con muchas lluvias. El uso de azulejos en las fachadas permitió obtener un mejor aislamiento térmico, tornando los interiores más frescos, pues la superficie clara de los azulejos refleja, con eficiencia, los rayos solares bastante intensos en la línea del Ecuador. Como consecuencia, la temperatura dentro de los inmuebles se convierte en más amena y agradable.

Si viajas a San Luís de Maranhao no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario