Región Nordeste de Brasil

Poseedora del litoral atlántico más extenso de Brasil, la región nordeste abriga la mixtura perfecta entre costas tropicales paradisíacas, exuberante naturaleza y una vasta riqueza histórica y cultural. En el nordeste se inició la conquista del territorio brasileño: los primeros portugueses llegaron en 1500 a la actual ciudad  de Porto Seguro, en Bahía. Pero la historia de la región se remonta a miles de años antes, ya poblada por culturas prehistóricas y por indígenas, cuyo legado se manifiesta en pintorescas tradiciones.

La región nordeste es la que alberga el mayor número de Estados: Alagoas, Bahía, Ceará, Maranhão, Paraíba, Piauí, Pernambuco, Río Grande del Norte y Sergipe. El clima es benigno todo el año, con temperaturas cálidas y días soleados que permiten disfrutar de las bellezas naturales de la región en cualquier temporada. La Mata Atlántica y los manglares son los principales ecosistemas regionales, que acompañan los dos mil kilómetros de playas cristalinas -muchas de ellas casi inexploradas-, principal foco de atracción de las multitudes de turistas que visitan el nordeste.

 Son numerosos los destinos cautivantes de esta polifacética región. Salvador de Bahía, una de las ciudades con mayor valor histórico en el país, es también uno de sus polos turísticos imperdibles, con sus numerosas playas tropicales y su emblemático Pelourinho, barrio antiguo de la ciudad. Fortaleza, capital de Ceará, sorprende con su vibrante vida urbana y su animada costa. La costa cearense alberga también deslumbrantes playas semidesérticas Jericoacoara o Canoa Quebrada. Recife, en Pernambuco, atrae por su combinación entre naturaleza, playas, encanto colonial y metrópolis moderna. Olinda y São Luis son destinos obligados para conectarse con la historia de Brasil. João Pessoa, Natal, la isla Fernando de Noronha  y Maceió son otras puntos fascinantes en el circuito turístico del nordeste.

Sol y mar, actividades ecológicas, arquitectura centenaria, diversidad cultural, exótica gastronomía, alegres festivales y servicios turísticos de primera categoría hacen de esta región un caudal de viajes inolvidables.