Museo Franciscano de Arte Sacra

El Museo Franciscano de Arte Sacra está emplazado en la ciudad de Recife, en el estado brasilero de Pernambuco, y está dedicado a la preservación de objetos de arte sacro y de los objetos litúrgicos empleados en el culto.

Fue fundado el 28 de septiembre de 1974, por el hermano Fernando Pio dos Santos. Forma parte de las dependencias del Convento de San Antonio, conjuntamente con la Capilla Dorada.

El museo está situado en el barrio de San Antonio, junto a la Capilla Dorada, próximo a la Plaza de la República.

El acervo del Museo Franciscano de Arte Sacra

El museo cuenta con un acervo variado que incluye ornamentos litúrgicos, mobiliario tallado, piezas de culto en metales preciosos, como los ostensorios (recipiente para exhibir la ostia consagrada), incensarios, candelabros y estatuas barrocas, entre otros objetos, provenientes de la época de apogeo de la liturgia cristiana en Pernambuco. La colección de piezas del museo se ubica en las escaleras, salas y alrededor del patio interno de la Orden Tercera de San Francisco.

Dentro de las piezas de mayor importancia podemos encontrar la primera imagen del Sagrado Corazón de Jesús de Pernambuco, llevada por el padre Gabriel Malagrida, además de una imagen de Nuestra Señora del Buen Consejo, que estaba ubicada en el oratorio de la Facultad de Derecho de Recife, una imagen de Nuestra Señora de la Concepción, autoría de João Pereira, que fue muy venerada, pues había desaparecido de la iglesia de Madre de Dios, una serie de imágenes de la Procesión de las Cenizas, llegadas de Lisboa en 1709, un altar tallado y dorado de 1804, con imágenes de San Francisco de las Llagas, recibiendo los estigmas de Jesucristo, una de Nuestra Señora de las Mercedes, un Crucifijo de 1751, y un Cristo glorioso.

En el altar del museo se puede observar todavía el patrono San Francisco de las Llagas, recibiendo las llagas de Jesucristo. Bajo esa imagen está el tabernáculo con el Santísimo Sacramento.

Los altares y el forro de los púlpitos, fueron adornados con tallas blancas y doradas. En lo alto del frontón hay un blasón de la Orden Franciscana sobre el frontispicio, hecho en mármol blanco.

Si viajas a Recife no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario