Buceo de naufragio en Recife

Buceo en Recife

La ciudad de Recife disputa con Salvador el título de Capital Nacional de los Naufragios. La capital pernambucana ofrece a sus visitantes más de 30 puntos de buceo que se comparan en belleza y vida marina al famoso archipiélago de Fernando de Noronha. Las playas de esta metrópolis albergan más de veinte barcos hundidos de los más variados tipos y épocas, así como arrecifes artificiales, creados a través de proyectos entre las operadoras de buceo, empresas privadas y públicas.

Pero Recife no sólo tiene una costa formada de bellas playas, sino que dos ríos atraviesan la ciudad y desembocan juntos en el mar, valiéndole el nombre de la Venecia Brasilera. La vida de la ciudad está íntimamente ligada al mar, su nombre se debe a la larga pared de arrecifes que acompañan la extensa costa. Recife es una ciudad acuática, con calles coloridas y un clima tropical. Aquí las aguas ofrecen una temperatura cálida, que ronda los 26 grados centígrados.

En estas aguas de una visibilidad excepcional, es posible explorar naufragios de la época de los barcos a vapor, pasando por una Corveta de la Segunda Guerra Mundial, y por remolcadores que fueron hundidos intencionalmente para crear nuevos puntos de buceo. Las profundidades de estos naufragios que pueden ser encontrados en la capital, oscilan entre los doce y los 58 metros. Algunos de los naufragios más visitados de Recife, que sirven de morada a una intensa vida marina, son el Camaquã C6, Chata de Noronha, Corveta Ipiranga, Flórida, Gonçalo Coelho, Lupus, Marte, Mercúrius, Minuano, Saveiros, Servemar I, Servmar X, Taurus, Vapor dos 48, Vapor de Baixo y el Walsa.

La diversidad de los tipos de naufragios ofrecen escenarios para todo tipo de buceo, y las condiciones del agua y la abundante fauna satisface la expectativa de todos los niveles de buzos, desde los principiantes hasta los más técnicos. Además de ser verdaderos tesoros históricos, los naufragios también son importantes en cuanto a la preservación de la flora y fauna marina. Algunos naufragios se convirtieron con el paso de los años en verdaderos arrecifes artificiales, sirviendo de abrigo y fuente de alimento para diversas especies del fondo del mar.

En el Pirapama, un barco que se hundió en 1889 y ubicado bien próximo al puerto de la ciudad, hoy se encuentra a 23 metros de profundidad y es habitado por grandes tortugas, rayas y morenas. El Vapor Bahia, naufragado en 1887 en frente a la playa Ponta de Pedra, está a 25 metros de profundidad y es la morada de una inmensa variedad de especies marinas, como grandes meros, tortugas, rayas y anemonas.

Las principales operadoras de buceo que ofrecen salidas a estos puntos, alquiler de equipos y recargas de oxígenos son Aquáticos, Projeto Mar y Seagate Recife. La sucursal de Aquáticos se ubica en Cais das Cinco Pontas en el barrio São José, y ofrece atención telefónica por los números (5581) 3424-5470 y 3224-7099. La compañía Proyeto Mar tiene la dirección Tomé Gibson 368 en Pinda y el número telefónico (5581) 3326-0162. Para comunicarte con Seagate Recife puedes llamar al (5581) 3426-1657, o dirigirte a la dirección Avenida Ministro Marcos Freire 257 en la zona de Carmo.

Si viajas a Recife no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario