La historia del Morro de San Pablo

Historia del Morro de San Pablo

La historia del Morro de San Pablo es tan antigua y tan llena de detalles que se confunde con la propia historia de Brasil. Originalmente, como toda la costa de Brasil, era habitado por indios, viviendo aquí los Aimorés.

En 1501, un año después de que la flota de Pedro Álvares Cabral llegue a Porto Seguro, Gaspar de Lemos llega a Bahía de Todos los Santos y navega buena parte de la costa bahiana.

Cuando Brasil fue dividido en Capitanías Hereditarias, le toca a Figueiro Corrêa ocuparse de la capitania de Ilhéus, que se extendía hasta aquí. Pero él prefirió permanecer en la corte, en Portugal. Entonces, quien realmente bautizó el lugar, fue el español Francisco Romero, quien fundó el pueblo de Morro de San Pablo en 1535. Permanecieron aquí 30 cristianos para cultivar algodón y explotar el árbol pau-brasil. Así nace la primera población de la Capitania de Ilhéus.

En 1549 llega a Bahía el gobernador general Tomé de Souza, con el objetivo de mejorar la defensa de la región, ahora controlada por los franceses. En 1557, en Ponta do Curral, fue iniciada la cría de ganado en la Bahia, y se forma el poblado de Amparo, hoy Valença. En 1580, el rey Felipe II de España hereda la corona portuguesa, iniciándose un periodo de frecuentes ataques de holandeses e ingleses a la costa brasileira.

Historia del Morro de San Pablo: construcción del fuerte

Entre 1627 e 1630 los holandeses realizaron varios ataques a la costa, hasta tomar Olinda y Recife donde permanecieron más tiempo. Comienza la construcción de fortificación que llevaría más de 100 años para finalizar, pero que empezó a funcionar en 1652 y la primera garita activa en 1664.

En este período había operaciones oficiales en el puerto, con buques viniendo de África y de Europa, así como clandestinas, de piratas, contrabandeando artículos.

En 1774 buena parte de la fortificación fue destruida por una tempestad, siendo parte reconstruida, aunque ya tuviese utilidad dudosa. En 1746 fueron iniciadas las obras de la Fonte Grande, destinada a tratar el agua de la población.

Entre 1794 y 1798 se produce la Conjuração dos Alfaiates o Inconfidência Bahiana (una especie de rebelión), un intento frustrado de instaurar una república. Entre sus principios se destacan la igualdad de derechos sin distinción de raza, un gran avance para la época, donde la minoría europea dominaba a la mayoría negra y mulata de la población. También se abrieron los puertos de Bahía para el comercio mundial, lo que sólo sucedió en 1808 por un decreto portugués, exigido por Inglaterra, que abría todos los puertos brasileros.

Historia del Morro de San Pablo: Conjuração Baiana

Las guerras napoleónicas hicieron a la corte portuguesa refugiarse en Brasil, pero su localización en Rio de Janeiro causa mucho descontento en la Bahia y en todo el Nordeste, que entra en una era de decadencia. El resultado de ese cuadro es que D. Pedro I proclama la independencia de Brasil, en 1822, temiendo que alguien lo hiciese antes que él, convirtiéndose en el primer Emperador de Brasil.

El reinado de D. Pedro I tuvo muchas turbulencias, como la Confederación de Ecuador, que fue una tentativa de independencia de algunos estados nordestinos, y muchas guerras semejantes en todo el país. Así, D. Pedro I abdicó al trono en 1831, momento en que su hijo tenía apenas 5 años. En el gobierno de regencias que se extendió hasta la mayoría de edad de D. Pedro II acontecieron igualmente innumerables revueltas, hasta que en 1840 el parlamento decretó su mayoría de edad, a los 15 años.

Con la proclamación de la República en 1889, en Rio de Janeiro, la Bahia se divide entre los obedientes del emperador y los republicanos, que consiguen proclamar una república independiente un día después, al 16 de noviembre.

La economía brasilera en las primeras décadas de la República se basaba casi exclusivamente en el café, cuadro que sólo comenzó a cambiar a partir de 1930, en el gobierno de Getúlio Vargas. El gobierno de Vargas se extendió, de forma dictatorial, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando su situación era ambigua frente a los conflictos internacionales, ya que mantenía relaciones con los Estados Unidos y otras democracias, pero su gobierno se asemejaba mucho con Alemania e Italia. Brasil solo decidió oficialmente su lado en la Guerra en 1942, cuando submarinos alemanes atacaron buques mercantes brasileiros en la costa de Valença. Vargas renuncia en 1945, por causa de un golpe militar, pero es reelecto presidente en 1950, y se suicida en 1954.

Historia del Morro de San Pablo: turismo en la actualidad

En las décadas de Guerra Fria que continúan, Brasil cada vez más se torna dependiente de las potencias capitalistas, en especial de los Estados Unidos. Su deuda externa asumió montos inconmensurables, muchos derechos fueron revocados, y la economía decae. En pleno gobierno de la dictadura militar, impuesto en 1964, los hippies pasan a visitar la isla de Morro de San Pablo, haciéndose conocida internacionalmente, por la década de los años 70.

Si viajas a Morro de San Pablo no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario