Viaje de novios de ensueño a Jericoacoara

Viaje de novios de ensueño a Jericoacoara

Si lo que deseas es una luna de miel de ensueño, debes buscar un destino que te brinde escenarios espectaculares en un ambiente cálido y relajado, Jericoacoara es el lugar que estás buscando. Es que Jeri (como la llaman sus pobladores) fue un destino esquivo para los turistas durante mucho tiempo, y aunque ya no se conserva intacta, todavía mantiene el encanto de los poblados alejados de la civilización, perfecto para descubrir en pareja. Te enamorarán sus calles sin pavimento, el aspecto rústico de sus viviendas y el colorido del pueblo en general. Este poblado rústico tiene una temporada ideal para visitarlo de luna de miel, que es entre julio y enero, cuando casi no llueve y los vientos todavía no arrecian. Entre agosto y diciembre, no hay lluvias, pero en cambio, los vientos son realmente fuertes, esta es la época ideal para las parejas deportistas que gusten del windsurf y el kitesurf.

Sugerencias para tu viaje de novios a Jericoacoara

Sugerencias para tu viaje de novios a Jericoacoara

Las dunas de Jericoacoara son uno de sus mayores atractivos, transformando el paisaje y otorgándole un aire romántico y misterioso. En su extensión de dunas solitarias las parejas pueden encontrar la intimidad, mientras recorren un paisaje que se asemeja a un desierto.

Para románticos incurables, la duna de la puesta del sol nos regala un momento mágico al terminar el día, cuando el sol se sumerge en el mar. Probablemente no exista un paisaje natural más icónico del romance.

En este pueblo rústico no existen las calles pavimentadas, sino de arena, perfectas para atravesarlas descalzos o con chanclas. El poblado es pequeño así que podrán recorrerlo a pie y descubrir en cada esquina una nueva maravilla en este pueblo típico del nordeste brasilero que conserva todavía las viejas costumbres.

Si bien la playa de Jeri no es de lo mejor, debido a las mareas y los vientos intensos que no la hacen apta para los baños, en cambio ofrece en su costa una formación rocosa muy singular, la Pedra Furada. Esta formación erosionada por la acción del viento y las aguas es un ícono de Jeri y a cierta hora del día, se puede ver el sol a través de su hueco.

Jericoacoara se encuentra dentro del Parque Nacional de Jericoacoara, por lo que la conservación del medioambiente es muy importante en este pueblo, de modo que el ecoturismo es una de las principales actividades que podrás realizar en tu luna de miel.

A pesar de haberse resistido a los cambios, este poblado cuenta con más de 80 alojamientos, entre posadas y hoteles y cerca de 40 restaurantes donde se puede degustar la gastronomía internacional y regional.

Los amantes de los deportes no sólo tienen un escenario perfecto para la práctica de su deporte favorito, sino que cuentan con varias escuelas como la de windsurf, kitesurf, sandboard y la de capoeira que es un atractivo importante para los visitantes.

Si viajas a Jericoacoara no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario