Playas de Jericoacoara en Brasil

Jericoacoara es un paraíso dentro de Brasil, siendo un lugar donde la naturaleza aún predomina sobra la infraestructura que propone el hombre.

En el mapa está ubicado en el Estado de Ceará aproximadamente a 300 kilómetros de la ciudad de Fortaleza, la capital de este Estado del norte de Brasil.

Estas hermosas playas fueron descubiertas a fines de la década del ´70, donde se instalaron algunas comunidades hippie que aún habitan esta zona poco poblada.

Es una maravilla natural, una playa rodeada de enormes dunas donde se respira un aire único especial para un turismo diferente que busque unas vacaciones de descanso total.

Playas de Jericoacoara en Brasil

La llegada hasta Jericoacoara se hace atravesando las dunas, por lo que se debe hacer en vehículos especialmente preparados para ello ya que no hay ninguna carretera que llegue hasta el pueblo.

Los últimos 20 kilómetros se deben hacer únicamente de este modo, lo cual se hace para preservar la naturaleza “vírgen” del lugar, donde hasta hace muy poco tiempo ni siquiera había electricidad.

Hoy en día la mayoría de las casas y sitios de alojamiento tienen luz eléctrica pero no hay luz en las calles, donde las estrellas y la luz de la luna se encargan de iluminar la increíble noche de Jericoacoara.

El turismo que se hace en esta zona es muy diferente al de la mayoría de las playas turísticas de Brasil como Natal, Río de Janeiro, Porto Seguro, Salvador de Bahía u otras tantas.

Aquí no se dispone de lujosos hoteles ni posadas con las mejores instalaciones y servicios lujosos, aquí se disfruta de lo que la naturaleza brinda en un clima de paz y armonía.

A pesar de que no están permitidas las grandes construcciones en Jericoacoara, en los últimos años se han edificado pequeños hoteles y algunas posadas rústicas pero de muy buen nivel.

Playa y sol en Jericoacoara

En la playa de Jericoacoara generalmente hay bastante viento por lo que es un sitio especial para practicar deportes acuáticos como el windsurf y el surf.

El mayor atractivo de Jericoacoara es la belleza de sus playas, donde aún se conserva el estilo de pueblo de pescadores que en algún momento fue este maravilloso lugar.

El clima es sumamente húmedo y con las clásicas características del clima tropical, altas temperaturas que en promedio van de 22 a 35 grados y con lluvias esporádicas casi todos los días.

El atardecer en las dunas es un clásico del lugar, donde los colores y la magia de Jericoacoara hacen que se presencie un espectáculo difícil de olvidar.

Es un sitio para disfrutar al máximo la playa durante el día y al llegar la noche pasear y comer en algún bar de las pequeñas calles, donde la vida nocturna es sumamente tranquila.

Si viajas a Jericoacoara no olvides contratar tu seguro de viaje


1 Comentario
  • Pedro- Miércoles 19 de febrero de 2014

    Acabo de llegar de Jericoa, tierra de la Fantasia y la Libertad. Gente hospitalaria, servicial y tranquila como el paraiso de Jericoacoara. Vayan y experimenten lo libre que uno puede llegar a ser.

Dejar comentario