Paseos y turismo aventura en Ilhabela

Ecoturismo en Ilhabela

En la isla grande de Ilhabela hay varias propuestas en paseos y excursiones que te permitirán conocer todas las localidades y los sitios más interesantes que se encuentran entre la exuberante Mata Atlántica. A continuación presentamos trece rutas que puedes recorrer, y que forman parte de la agenda de turismo ecológico de la isla. Para recorrer estos senderos se aconseja contratar un guía con experiencia, sobre todo en aquellos caminos con dificultad media y alta.

1. Camino al pico de Baepi: el ascenso a este pico dura aproximadamente 4 horas y es de dificultad alta. Desde la cima de la montaña, a 1.035 metros de altura, tendrás una panorámica y espectacular vista de toda la cadena montañosa, del canal de São Sebastião y de buena parte de Serra do Mar. En la localidad de Ilhabela podrás contratar un guía especializado que te acompañe en la escalada al pico.

2. Camino de Água Branca: es un paseo de fácil acceso, que inicia en el Camino de Castelhanos. El sendero está bien señalizado en toda su extensión, y tiene puestos de guardia en los límites del Parque Estadual de Ilhabela. Tres de sus caminos conducen a piscinas naturales, con cascadas y aguas cristalinas, duchas y áreas de picnic.

3. Camino a la cascada de Lage Preta: también conocida como el Velo de la Novia y Losa Negram, esta cascada se ubica al este de la isla, en Castelhanos. La caminata dura dos horas pero es de extrema dificultad, así que se aconseja únicamente ir con un guía local con experiencia.

4. Camino de Castelhanos y Serraria: es una ruta de 22 kilómetros de extensión, que puede ser recorrida a pie, en bicicleta o en coche, dependiendo de las condiciones de la carretera. Este camino divide el Parque Estadual con el resto de la isla. Atravesando arroyos, morros y bosques, y luego de seis horas de caminata, llegarás a la playa de Castelhanos.

Camino a Castelhanos

5. Camino de Estevão: es un camino que lleva desde la mitad de la ruta que va a Castelhanos hasta la comunidad aislada de Bonete. Hace muchos años que este camino está en desuso, incluso los que tienen más experiencia transitando por las matas lo evitan.

6. Camino a Bonete y Anchovas: en el extremo sur de la isla viven 250 personas en una comunidad aislada, constituida por las familias de los pescadores de Bonete. La caminata hasta allí dura entre 4 y 5 horas, y exige una buena condición física porque hay subidas y zonas accidentadas del terreno. En Bonete encontrarás sitios para acampar, cascadas para tomar un baño y nadar, y playas con enormes olas para hacer surf.

7. Camino a las playas Mansa, Vermelha y Figueira: partiendo desde Castelhanos se puede acceder a estas tres playas. Hay que seguir un sendero que inicia en el lado sur de la bahía. Son treinta minutos de caminata hasta la primera playa, donde comúnmente se hace una parada. A través de la mata, y luego de 45 minutos se llega a la playa Vermelha. Por último, luego de dos horas se alcanza la playa Figueira. Cada una de estas playas tiene su propio encanto. En la zona encontrarás pequeñas villas de gente que vive de la pesca y las artesanías.

Playa Vermelha

8. Camino al Pico de São Sebastião: este pico se ubica al sur de la isla. La ruta conduce al punto más alto de todo el archipiélago de Ilhabela, que alcanza los 1.379 metros sobre el nivel del mar. Es una ruta de extrema dificultad, que sólo los guías más experimentados recorren.

9. Camino a la cascada Três Tombos: es una ruta de fácil acceso y con una extensión que no alcanza los 500 metros. Se inicia en el barrio Feiticeira y culmina en una cascada de tres saltos de agua.

10. Camino a las cascadas de Cachoeiras do Couro do Boi y Friagem: se ubica al norte de la isla, y se inicia en la playa Viana. En una parte del camino hay una bifurcación, cada uno de estos caminos te llevará a una cascada distinta. Son tres horas de caminata, y también se aconseja ir acompañado de un guía para poder ubicarlas sin dificultad.

11. Camino de Toca das Furnas: en los alrededores del barrio del mismo nombre hay algunas cavernas naturales con formaciones rocosas singulares que valen la pena visitar. Si no contratas un guía no podrás hallar el lugar.

12. Camino a la Cascada de Laje: es una ruta de una hora de caminata, que se inicia en el estacionamiento de Sepituba Consejo, por el mismo camino que lleva a Bonete. En la cascada hay una enorme piscina natural con toboganes de piedra y todo el encanto natural que puedas imaginar.

13. Camino al Poço: se ubica al norte de la isla. Después de la playa Jabaquara, caminando cuatro horas por un sendero que corre paralelo a la costa, se llega a la playa del Poço, donde un salto de agua cae sobre la arena, formando una piscina de agua dulce a orillas del mar.

Si viajas a Ilhabela no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario