Historia de Ilhabela

Historia de Ilhabela: ilustración de la villa en 1827

Investigaciones arqueológicas realizadas desde el final de la década de 1990 muestran que por lo menos cuatro de las islas del archipiélago de Ilhabela fueron habitadas mucho antes de la llegada de los europeos al Brasil. Eso fue posible gracias al descubrimiento de sitios arqueológicos pre-coloniales denominados “concheiros”, “abrigos sobre rocas” y “aldeas indígenas”. Los “concheiros” permitieron a los arqueólogos llegaran a la conclusión de que los primeros habitantes del archipiélago fueron los llamados “hombres pescadores-colectores del litoral”, indígenas que no dominaban la agricultura ni la producción de cerámica, sobreviviendo apenas de lo que encontraban en la naturaleza, especialmente animales marinos. No existe todavía fecha alguna de esos “concheiros”. 

El 20 de enero de 1502 la primera expedición exploradora enviada al Brasil por los portugueses, comandada por el navegador portugués Gonçalo Coelho y trayendo a bordo al cosmógrafo italiano Américo Vespúcio, encontró una gran isla que, según el aventurero alemán Hans Staden, era llamada por los Tuois de Maembipe (“lugar de intercambio de mercaderías y rescate de prisioneros”). Esa isla, así como otros accidentes geográficos importantes, fue bautizada por los miembros de la expedición con el nombre del santo del día, en este caso São Sebastião. También se dice que era llamada por los indígenas por Ciribaí ("lugar tranquilo").

El portugués Francisco de Escobar Ortiz fue el primer poblador de la isla de São Sebastião, quien obtuvo de parte de Pedro Lopes de Sousa, donador de la capitanía, cien leguas de tierra para sí. Junto a su noble generación su mujer Ignez de Oliveira Cotrim, Francisco de Escobar Ortiz vino de la capitanía de Espírito Santo para la isla de São Sebastião.  

En 1608 llegaron otros habitantes que se establecieron en ambas márgenes del Canal de São Sebastião. El 16 de marzo sería creada la Villa de São Sebastião, que se desmembró política y administrativamente de la Villa de Porto de Santos.

A comienzos del siglo XIX, cuando la Isla de São Sebastião contaba con alrededor de tres mil habitantes, su principal poblado se llamaba “Capela de Nossa Senhora D´ajuda e Bom Sucesso". Por indicación del gobernante Antonio José da Franca y Horta el 3 de setiembre de 1805 la villa seria denominada “Vila Bela da Princesa” en honor a la princesa de Beira. Vila Bela da Princesa fue oficialmente instalada el 23 de enero de 1806.

Historia de Ilhabela

El 21 de mayo de 1934, el gobierno paulista realizó, en medio de una grave crisis económica nacional, una reestructuración en la división territorial del Estado, cuando extinguió 18 pequeños municipios, entre ellos el de Vila Bela da Princesa (cuyo nombre ya había cambiado para Vila Bela), la cual volvió a integrar el territorio São Sebastião. Por imposición del gobierno dictatorial de Getúlio Vargas, Vila Bela cambió su nombre, a partir del 1º de enero de 1939, para Formosa. Inconformes los residentes iniciaron un movimiento popular en contra del nuevo nombre hasta que, el 30 de noviembre de 1944, el gobierno estadual bajo el decreto nº 14334, cambió el nombre del municipio, a partir del 1º de enero de 1945, para Ilhabela.

Si viajas a Ilhabela no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario