Ecoturismo en el Parque Estadual de Ilhabela

Ilhabela

Creado en el año 1977, el Parque Estadual de Ilhabela preserva una extensa área de flora, que constituye una buena parte de la Mata Atlántica que aún se conserva en el estado de San Pablo. Con árboles de 20 y 30 metros de alturas, muchas bromelias, orquídeas y caraguatás, el parque es un denso bosque donde se puede ser testigo de todo el ecosistema y sus recursos naturales. Playas exuberantes, picos de montañas de más de 1.300 metros de altura cubiertos de vegetación, millares de arroyos y ríos que serpentean la planicie del litoral hasta desembocar en el mar, islas, islotes y una diversificada flora y fauna, la reserva del Parque Estadual de Ilhabela tiene todos los paisajes de una isla oceánica y mucho más.

Las más de 27 mil hectáreas del parque incluyen el 85 porciento del la superficie total del municipio de Ilhabela. La isla de São Sebastião, sede del municipio, la isla dos Búzios, la isla Vitória y otras islas más pequeñas conforman esta red de Unidades de Conservación, administradas por la Secretaría de Medio ambiente del Instituto Florestal.

Atractivos del Parque Estadual de Ilhabela

Entrada al parque de Ilhabela

La isla de  São Sebastião es  la mayor de todo el archipiélago y la que alberga los relieves del terreno más elevados. En la clásica foto de Ilhabela, aparecen los picos más destacados: Baepi de 1025 metros de altura, Papagaio de 1037 metros, y São Sebastião, que con 1379 metros constituye la cima más alta de la isla. Estos accidentes geográficos son una barrera natural de los vientos frescos que vienen del mar. Por este motivo, en la isla se goza de un clima tropical húmedo.

Los antiguos caminos usados por los caiçaras te permitirán recorrer todos los rincones de la isla. Caiçaras es el nombre con el que se conoce a los habitantes de la costa este de San Pablo. Tienen una cultura bien singular, surgida de la mezcla de tradiciones indígenas, afros y de diferentes pueblo europeos. En el área del parque encontrarás el Paseo de Água Branca, de más de 2 mil metros de extensión. El Camino del Castelhanos es la parte más interesante de este recorrido, un trayecto de dificultad media, donde podrás observar la riqueza de la Mata Atlántica, así como variedad de aves y otros mamíferos pequeños.

Cascada en Ilhabela

A pesar de estas interesantes propuestas de turismo aventura, el principal atractivo del parque siguen siendo sus cascadas y piscinas naturales de aguas cristalinas. La primera de ellas es Poço da Pedra, que se encuentra a 100 metros del inicio del Paseo del Água Branca. A 500 metros se encuentra el Poço da Escada, y por último, a 1.400 metros del inicio del sendero, se encuentra el Poço do Jabuti.

El Paseo del Água Branca está señalizado en toda su extensión. Pero si quieres hacer el paseo con un guía especializado y en grupos grandes, puedes llamar al número (5512)3896-2660 y hacer tu reserva. Los horarios de visita son de 9 a 16:30 horas. La dirección de la sede administrativa del parque se encuentra en la calle Morro da Cruz 608, en el barrio Itaguaçú de la localidad de Ilhabela.

Si viajas a Ilhabela no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario