Ecoturismo en Manaos

Ecoturismo en Manaos

Como puerta de entrada a la selva amazónica, la capital del estado de Amazonas es un pequeño y moderno centro urbano que concita el interés por el ecoturismo en Manaos. Esta ciudad a orillas del río Negro, con sus aguas oscuras, fue fundada en el siglo XVII y cuenta con varias construcciones históricas de gran interés como el Fuerte de San José de la Barra del río Negro.

El nombre de la ciudad proviene de la tribu de indígenas que habitaba la zona, los manaos. Para fines del siglo XIX, la prosperidad brindada por la explotación del árbol del caucho (Ciclo de la Goma), permitió poblar la ciudad con lujosas edificaciones de estilo europeo. Durante ese período se amasaron enormes fortunas debido a esta explotación forestal. El visitante actual puede tener un importante panorama cultural de la época en una recorrida por las construcciones históricas de la ciudad.

Fue en este período que se construyó el Teatro Amazonas, símbolo de la bonanza económica. Este teatro era frecuentado por compañías europeas de ópera. La fachada de este teatro está recubierta por piedra inglesa, mármol italiano y tejas francesas.

A partir de la década de 1920 comienza el ocaso de la región debido al predominio del caucho proveniente de Asia. Para contrarrestar este declive se funda la Zona Franca de Manaos en 1967, que sustenta la región conjuntamente con la industria turística y la explotación forestal.

Actividades y ecoturismo en Manaos

Actividades y ecoturismo en Manaos

Manaos es actualmente uno de los principales centros turísticos de Brasil y entre las actividades turísticas que se desarrollan en esta ciudad destaca el ecoturismo. Esta actividad combina perfectamente la aventura del turismo ecológico con el comercio desarrollado de la zona franca y la comodidad de sus grandes hoteles. Su infraestructura turística está al mejor nivel mundial y ofrece actividades típicas de otros destinos más glamorosos, como los deportes acuáticos, paseos sobre la ribera del río Negro en helicóptero o avioneta.

Desde Manaos es posible acceder en lancha a través del río Negro a la selva amazónica, pernoctar en un alojamiento con todas las comodidades rodeados por la tupida floresta amazónica. No por nada ha sido elegido como destino turístico por los reyes de España, Bill Gates o Kevin Costner.

Uno de los encantos de Manaos son sus contrastes, los que a su vez permiten la diversidad de las actividades turísticas como los recorridos culturales por el rico patrimonio histórico de la ciudad. El viajero puede recorrer las construcciones del caucho que todavía se mantienen, la plaza del mercado que está sobre el puerto, las mansiones de los antiguos caciques de la época, convertidas en museos, también los edificios públicos tienen una riqueza arquitectónica para ofrecer al visitante. De entre todas las construcciones destaca indudablemente el Teatro Amazonas, construido totalmente con piezas traídas desde Europa, desde el mármol de los pisos hasta los telones.

El comercio tiene una actividad pujante en Manaos, con sus centros comerciales que ofrecen desde prendas de vestir hasta productos de perfumería de los diseñadores más reconocidos internacionalmente. También hay comercios donde se pueden adquirir los productos típicos de la región, desde productos de la medicina tradicional hasta souvenirs.

Como ya dijimos, Manaos está preparada para recibir a toda clase de turistas y por las noches tiene para ofrecer espectáculos musicales tradicionales, ritmos locales, y la típica samba brasilera, hasta discotecas con música en vivo para todos los gustos musicales.

El turismo es una de las principales actividades en Manaos por lo cual ofrecen tarifas diferenciales para cada época del año. Cabe destacar que en una visita a esta ciudad, el viajero se sentirá como en su casa debido a la cálida hospitalidad de la población local.

Si viajas a Brasil no olvides contratar tu seguro de viaje


1 Comentario
  • Manuel o. Barreto- Miércoles 21 de mayo de 2014

    A Manaos de mi alma, cuanto te extraño boa cidade

Dejar comentario