Descubrimiento científico brasileño de un nuevo fósil

El hallazgo de los restos fósiles de una nueva especie de dinosaurio, es un descubrimiento científico brasileño de gran importancia.

El Profesor Ismar De Souza Carvalho, fue el encargado de la excavación que se realizó en la Formación Marília, perteneciente al Grupo Baurú, en Uberaba, en el estado sureño de Minas Gerais, del cual toma el nombre el fósil.

Descubrimiento científico brasileño de un nuevo fósil

Se descubrieron restos de al menos tres ejemplares diferentes, 198 piezas fósiles, de los cuales tomaron como modelo para la elaboración de la réplica, al ejemplar de tamaño medio. 

Es una nueva especie, perteneciente al período Cretáceo, hace 65 millones de años, y sería el fósil del mayor dinosaurio hallado en el país. Lo denominaron Uberabatitan Ribeiroi, por el lugar en que fue hallado, y podía medir hasta 20m de largo, con un peso de 16 toneladas, y una altura cercana a los 3,5m.

El dinosaurio pertenecería a la familia de los Titanosaurios, que fueron dinosaurios de gran tamaño, que se extendieron por casi todo el planeta. Estos herbívoros tenían un cráneo pequeño, cola y cuello largo.

Características del descubrimiento científico brasileño del Uberabatitan Ribeiroi:

Los trabajos de excavación se desarrollaron durante cuatro años, siendo la mayor excavación arqueológica que se realizó en suelo brasileño. Se removieron 300 toneladas de tierra de la cuenca de Baurú, que es una zona de rocas sedimentarias.

El grado de conservación, la cantidad y diversidad de los fósiles que se encontraron, sirvió para conocer la evolución de la familia de los Titanosaurios, y establecer las condiciones de vida de la especie, que habitó en un territorio de clima caluroso y aridez extrema.

Esta especie vivió en la última etapa del Cretáceo, y se extinguió a fines de dicho período. Convivieron con dinosaurios de menor tamaño y con carnívoros, como los abelisauros, también con tortugas, lagartos, anfibios, peces y cocodrilos.

Es un descubrimiento científico brasileño de gran importancia, ya que se trata de un género representado por una única especie, el Uberabatitan, dinosaurio saurópodo titanosaurisano, del período Mastrichtiano del Cretáceo.

La réplica fue montada en acero, plástico y con los restos fósiles hallados en las proximidades de la Sierra de Galga, en Uberaba. La presentación de la réplica tuvo lugar en Rio de Janeiro, estuvo a cargo del Departamento de Geología de la Universidad de Rio de Janeiro, del Museo de Dinosaurios de Uberaba.

Si viajas a Brasil no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario