Cine brasileño

El cine brasileño en la actualidad se encuentra muy desarrollado, constituyendo un punto importante en la industria, las realizaciones en cooperación con empresas y artistas extranjeros, con un importante mercado nacional, y un creciente interés internacional.

Desde el cine mudo, hasta las actuales producciones multinacionales, el camino recorrido por el cine brasileño es muy productivo.Cine brasileño

Historia del cine brasileño:

1) Período mudo:

La industria cinematográfica brasileña comienza en 1896, con las técnicas primitivas. La primera película fue una documental, rodada en 1898, y trataba sobre la familia de presidente Prudente de Morais. En 1900, se filmó la primera película brasileña, fue de carácter documental, sobre el viaje del presidente Campos Sales a Argentina.

En 1909 se funda la productora Leal y Labanca, que produjo películas de ficción, como “El estrangulador”, inspirada en un crimen real, fue el primer éxito del cine brasileño.

2) Período sonoro:

Al llegar el cine sonoro, comenzó la producción de películas musicales, y Leal y Labanca, fueron pioneros en el género. La primera película musical fue “La viuda alegre”. Con el surgimiento de otras compañías, el cine brasileño fue adquiriendo prestigio.

Durante la Primera Guerra Mundial, las películas aumentaron su costo, con lo cual, la industria entró en decadencia. Durante la década de 1920, hubo una recuperación del cine brasileño.

El género carnavalesco surge y se convierte rápidamente en suceso popular, gracias a las intervenciones de artistas como Carmen Miranda (“Aló, aló Brasil” 1934).

Durante la década del 40, la producción del cine brasileño se centró en películas de baja calidad para el consumo de masas, protagonizadas por figuras del momento, aunque eran consideradas de mal gusto, y fueron llamadas “chanchadas”.

Dichas películas conseguían reflejar el habla y las costumbres del pueblo, constituyendo una muestra de la cultura popular brasileña. Entre 1944 y 1954, la productora Atlántida, tuvo su auge gracias a las “chanchadas”, pero luego entró en decadencia.

El auge industrial paulista durante la década del 50, permitió la creación de la productora Vera Cruz, que atrajo el núcleo cinematográfico, que ostentaba Rio de Janeiro, realizando películas como la famosa “O Cangaceiro” (1953).

3) El cinema nôvo:

El cinema nôvo, surge a mediados de la década del 50, con la intención de dar un nuevo perfil a las películas nacionales y acabar con las “chanchadas” y su excesivo populismo. Es en esta época que surgen los grandes cineastas, con orientación izquierdista, que se oponían al sistema de Hollywood.

Realizadores como Nelson Pereira dos Santos, Rui Guerra, Glauber Rocha, amantes de las “nouvelle vague” francesa y el neorrealismo italiano, encaran los auténticos problemas nacionales, y procuran un cine brasileño viable en condiciones de subdesarrollo, que se plasma en un cine directo, crudo, austero y desmitificado.

 El cinema nôvo tiene tres fases: (1960-1964) las producciones se ambientan en las capas pobres; (1964-1968) protagonizada por el activismo político; (1968-1972) producciones de carácter simbólico debido a la censura, los temas alegóricos se ambientan en el pasado brasileño.

Otro de los grandes realizadores de este período fue Joaquim Pedro de Andrade, responsable de “Macunaíma” (1969), y Leon Hirszman, director de “Xica da Silva” (1976).

4) El nuevo cine brasileño, la retomada:

A comienzos de la década del 90, tuvo lugar una crisis en el cine brasileño, debido al cierre de la agencia estatal de distribución y producción, que finalizó con la promulgación de la ley del audiovisual, que subvencionaba las producciones. Esto permitió un aumento en la producción cinematográfica.

Este nuevo cine brasileño, conocido por la crítica como la “retomada”, es de carácter independiente, capaz de representar la multiculturalidad, sin perfiles temáticos o estilísticos. Ha surgido un nuevo realismo, donde el director forma parte de la nueva mass media, con directores provenientes de la publicidad, de la crítica cinematográfica. Algunos de los principales éxitos de esta corriente es, “Estación central de Brasil” de Walter salles (1998), “Ciudad de Dios” de Fernando Meirelles (2002).

Si viajas a Brasil no olvides contratar tu seguro de viaje


1 Comentario
  • katy hernandez- Lunes 9 de julio de 2012

    este tema es interesante

Dejar comentario