Imprimir

Cuándo viajar a Buzios: clima y temporadas
Buzios

Las bellezas naturales de Buzios tienen en su clima un aliado fundamental. El sol y el calor se disfrutan casi todos los meses de año, en un verano interminable tan propicio para caminar por el centro como para tomar largos baños de mar y practicar deportes. Con temperaturas promediales de 26ºC y escasas lluvias, las temporadas en Buzios no están delimitadas tanto en virtud del clima como del calendario vacacional brasileño, por lo que es importante verificar los calendarios de vacaciones en Brasil para verificar la temporada y escoger cuando viajar a Buzios.

Temporadas turísticas de Buzios

La temporada alta de Buzios es de diciembre a marzo, época que coincide con las vacaciones de verano en el hemisferio sur y donde las temperaturas son aún más elevadas que el resto del año. Durante estos meses las playas y hoteles reciben multitudes de turistas, principalmente del jet set brasileño e internacional. Es la temporada preferida de los amantes de las fiestas y eventos sociales. La gran demanda turística hace que los precios aumenten considerablemente y que las reservas deban hacerse con mucho tiempo de anticipación.

Si prefieres  una estadía más tranquila y accesible, viaja a Buzios de abril a noviembre. Aunque es temporada baja, el clima privilegiado del lugar permite el completo disfrute del océano. Sin embargo, debes tener en cuenta que los fines de semana son siempre alta temporada en Buzios: playas y restaurantes vuelven a colmarse como en pleno verano. Lo mismo ocurre en el mes de julio, época de vacaciones en Brasil. Por lo tanto, en cualquier época del año, reservar el pasaje y hospedaje con antelación es una decisión imprescindible.

En cuanto al equipaje, ten por certeza que será liviano, ya que las temperaturas nunca son menores a los 18ºC. Prepárate para disfrutar del balneario con más días soleados en todo Brasil, con un clima más seco aún que el de Río de Janeiro, sobre todo en los meses “invernales”. Durante los meses más calurosos, los chaparrones y tormentas de verano son algo más frecuentes, aunque el mes con más precipitaciones, diciembre, no supera los 100 milímetros. La baja presencia de lluvias se debe en parte a los vientos constantes de la costa este, generadores de magníficas olas que son la delicia de los surfistas.

Imprimir
© 2007 - 2021 Todos los derechos reservados Viaje a Brasil | www.viajeabrasil.com