Buceo en Brasil

Si estás disfrutando de tus vacaciones en alguna de las playas brasileras, con seguridad tienes algún sitio próximo para practicar o aprender buceo. En Brasil tienes puntos bien interesantes, de aguas claras y con accidentes geográficos que aportan variedad de escenarios, arrecifes, corales, islas de origen volcánico, cuevas submarinas, barcos hundidos y una diversa fauna marina. Ya sea que prefieras snorkel, buceo costero, de naufragios, en cavernas o buceo ecológico, en sus más de 7 mil kilómetros de costa encontrarás más de un destino para satisfacer tus gustos.

Los destinos más destacados y conocidos para bucear o “mergulhar”, como le llaman los brasileros, son el archipiélago de Fernando de Noronha, Cabo Frío y las playas sureñas de Bombas y Bombinhas. Sin embargo, para disfrutar de una buena inmersión no necesitas trasladarte del balneario donde estés vacacionando, porque casi todos los destinos del litoral cuentan con buenos puntos para sumergirse y practicar buceo.   

A pesar de no ser uno de los sitios más tradicionales de buceo, aquí encontrarás cantidad de tiendas dedicadas a alquilar y vender equipos, clubes de buceo y otras tantas operadoras que imparten lecciones y organizan paseos en barco. Brasil no tiene el reconocimiento internacional que merece como destino de buceo, y sin embargo tiene playas con excelentes condiciones, de entre las mejores a nivel mundial.