Visita el Santuario Don Bosco

Santuario Don Bosco

Todos aquellos turistas afiliados a la religión católica que llegan a Brasilia tienen una visita obligada al Santuario don Bosco, situado en el centro de la ciudad sobre la calle Ac. Shings a pocos metros de la Avenida Três Sul.

Se trata de un magnífico edificio construido en homenaje al santo italiano Juan Belchior Bosco, que en 1883 tuvo un sueño de una ciudad utópica del futuro, la cual dijo se ubicaría donde hoy se encuentra Brasilia. Esta visión fue de gran inspiración para la fundación de la capital brasileña, por lo cual en su honor fue construido este maravilloso santuario.

Cuando se va llegando al lugar, desde lejos se puede apreciar como una enorme caja de hormigón de gran altura, compuesta por unas 80 columnas de estilo gótico en todo su alrededor, y vitrales de 12 tonalidades de azul que simbolizan un cielo estrellado. El diseño fue realizado por el brasileño Claudio Naves, mientras que la fabricación fue llevada a cabo por el artista belga Hubert Van Doorne.

Pero lo mejor se encuentra en su interior, donde se puede apreciar un magnífico espacio lleno de luz celestial azul, que se filtra a través de las ventanas a las que hacíamos mención anteriormente, las cuales cubren prácticamente la totalidad de la pared que llega a los 2.200 metros cuadrados aproximadamente.


Interior del Santuario Don Bosco

Estas ventanas están hechas de pequeños cuadrados de vidrio, los cuales además de tener las diferentes tonalidades de azul cuentan con algunos lunares de color blanco, que permiten tener un efecto único cuando la luz pasa a través de ellos. Algunas de estas ventanas tienen la posibilidad de abrirse mediante el sistema de giro, para permitir la ventilación que le da un clima fresco al interior de la iglesia.

Por las noches en el interior se da un espectáculo único, cuando se encienden las luces amarillas de la enorme lámpara de araña que se encuentra en el centro de la Santuario. La misma fue hecha de oro y está compuesta por 7.44 piezas de cristal de Murano.

A pesar de ser estos elementos los que más se destacan y hacen única esta iglesia, también existen otros atractivos en la misma, como las grandes estatuas de Don Bosco y Nuestra María Auxiliadora hechas de mármol de Carrara, un altar hecho de un bloque de 10 toneladas de mármol y un crucifijo sobre el mismo que fue tallado de un solo cedro.

El Santuario Don Bosco puede ser visitado todos los días de 8 a 12 horas o en los horarios de misa, sin tener que pagar dinero para conocer sus instalaciones. Para obtener más información acerca de los horarios se puede llamar al número +55 (61) 3223-6542.

Si viajas a Brasilia no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario