Belo Horizonte, ciudad de parques

Entre la gran urbanización de Belo Horizonte se extienden más de 200 áreas verdes que conforman el patrimonio ambiental de la ciudad. En total hay una treintena de extensos parques para disfrutar de la naturaleza mineira al aire libre. Esta profusión de zonas arboladas de gran valor ecológico le ha valido a Belo Horizonte la catalogación como “ciudad jardín”. Cada parque tiene su encanto singular y ofrece diversos paisajes y actividades a los visitantes.
 

Parque Ecológico da Pampulha


El Parque Promotor Franscisco Lins do Rego, conocido como Parque Ecológico da Pampulha, es una extensa área verde de 27 hectáreas situada en el barrio Santa Amélia, en la región de Pampulha. Proyectado por los arquitectos Álvaro Hardy y Gustavo Pena, el parque se ubica sobre una isla artificial llamada “Ilha da Ressaca”, construida con materiales residuales del fondo del lago Pampulha.

Desde su inauguración en 2004, el Parque es uno de los sitios recreativos preferidos por locales y turistas. Presenta un programa permanente de educación ambiental, patrimonial y cultural, llevado a cabo por un equipo profesional que monitorea permanentemente el parque aportando a los visitantes información sobre la flora y fauna del lugar. El predio se divide en tres secciones: una para uso público, la segunda para paseos monitoreados y otra de acceso restringido integrado por la reserva forestal de especies autóctonas.

Entre los atractivos del parque se distinguen el Memorial de la Inmigración Japonesa, un enorme puente de acero que atraviesa un espejo de agua y simboliza la unión entre Japón y Minas Gerais. En su centro se instala un pabellón de arte contemporáneo.   

Además de vistosas obras arquitectónicas, en el parque hay zonas con aparatos de gimnasia, senderos para caminatas ecológicas y juegos para niños. Los grupos agendados pueden realizar visitas de martes a jueves, mientras que de viernes a domingos el parque abre al público general. El horario es de 8:30 a 17:00 y la entrada es libre. La dirección del parque es  Av. Otacílio Negrão de Lima 7111.
 

Fundación Zoo-Botánica de Belo Horizonte

Además del Parque Ecológico da Pampulha, esta Fundación gestiona el Jardín Botánico y el Zoológico de Belo Horizonte. Ambos se ubican junto al Parque da Pampulha conformando en total un área verde de 1.750.000 metros cuadrados. De extraordinaria belleza y valor ecológico, el Jardín Botánico cuenta con colecciones específicas de especies nativas así como un enorme vivero destinado a las tareas de conservación, investigación y difusión. Al pasear por el predio del jardín se recorren invernaderos, pérgolas, plazas y lagos.

En su extensa área de frondosa vegetación el Zoológico alberga más de 1200 animales de 200 especies provenientes de los cinco continentes. Las instalaciones más cautivantes del zoológico son el gran acuario de peces de la Cuenca del Río San Francisco, el invernadero de las mariposas y el sendero del Lobo-Guará. Hay visitas guiadas por los distintos espacios de la Fundación Zoo-Botánica.
 

Parque Municipal Américo Renné Giannetti

En pleno centro de la ciudad, junto a la Avenida Alfonso Pena, se ubica el Parque Municipal, principal centro recreativo de la urbe y su primera área verde. El parque se inauguró en 1897 y cuenta con 180.000 metros cuadrados donde habitan 50 especies de árboles centenarios. Un orquidario, canteras, lagos y áreas para juegos integran el paisaje del parque. En su interior se sitúan importantes edificios como el Teatro Francisco Nunes, el Palacio das Artes y el Centro de Educación Ambiental.
 

Parque Municipal das Mangabeiras

Con 2.350.000 metros cuadrados de extensión, el Parque das Mangabeiras no solo es la mayor área verde de la ciudad sino que se distingue como uno de los parques urbanos más grandes del continente. Situado en la Serra do Curral –entre los barrios Serra y Mangabeiras-, el parque es uno de los puntos más elevados de la ciudad. Su inmenso valor patrimonial reside en sus iniciativas educativas y de investigación ambiental, permitiendo a los visitantes un privilegiado contacto con especies de la flora autóctona y las aves nativas. El maravilloso diseño del parque fue obra del paisajista Roberto Burle Marx, quien conjugó la geografía de relieves y ríos del predio con la construcción de zonas de deportes y ocios.

El parque abre al público de martes a domingo entre las 8 y las 18 horas. Hay tres puertas de acceso: Av. José do Patrocínio Pontes 580;  Praça Cidade do Porto 100 y Rua Caraça 900.
 

Parque Julien Rien

El barrio Ancheta tiene su pulmón verde en el Parque Julien Rien, un área de casi 15 mil metros cuadrados ideales para paseos y recreación. Entre su rica vegetación habitan interesantes especies de fauna. Para mantenerse en movimiento, hay una zona de gimnasia, playground y pista de skate. Se puede acceder al parque por la Av. Bandeirantes o por la Praça Marino Mendes Campos.
 

Parque del Museo de Historia Natural

Otro privilegiado espacio para conocer de cerca la flora y fauna brasileñas es este parque de la Universidad Federal de Minas Gerais. Sus 600 mil metros cuadrados lo convierten en uno de los mayores parques de la ciudad. Además de recorrer la interesante muestra paleontológica del museo, se puede disfrutar de los senderos arbolados donde también hay réplicas de fósiles. El histórico Presépio do Piripau (representación del nacimiento de Jesús con 580 piezas móviles) es una de las grandes atracciones del predio. Este didáctico lugar se ubica en Gustavo da Silveira 1035, barrio Santa Inês.

Si viajas a Belo Horizonte no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario