Aracajú es una ciudad con costas sobre el Oceáno Atlántico, como tantas otras ciudades bonitas del país. Es la capital del estado Sergipe del nordeste brasilero, y tiene una población que no alcanza el medio millón de habitantes. En esta localidad podrás pasar unas tranquilas vacaciones, con todas las comodidades de una metrópolis moderna. Viajar a Aracajú es una muy buena opción para los que quieren visitar las playas del litorial de Brasil. Aún no recibe gran flujo de turistas pero tiene toda la belleza y ofrece los mismos servicios de los principales destinos del país.  

El turismo en Aracajú ofrece propuestas bien variadas, y además es el punto de partida para conocer otros sitios bien interesantes del estado de Sergipe. Las ciudades históricas de São Cristóvão y Laranjeiras, los paseos en catamarán por los ríos Vaza-Barris y São Francisco, los Caminos del Cangaço y la Hoz del São Francisco, son paseos pocos conocidos en el contexto del turismo brasilero, pero que tienen mucho que ofrecer a los viajeros. Para los que disfrutan de los deportes aventura, una visita a los Canyones y la Represa del Xingó va a resultarles atractiva.

Como en todas las localidades de Sergipe, en la capital las fiestas y tradiciones folclóricas también son protagonistas. Si viajas en junio serás testigo de la fiesta de San Juan y de las celebraciones de San Antonio y San Pedro. Las fiestas juninas son una buena oportunidad para conocer la cultura de los lugareños. En esta sección, que pretende ser una guía de Aracajú, encontrarás éstos y otros datos útiles para planificar tu viaje.