Historia de la región Amazonas

Historia del Amazonas

Las primeras noticias que los españoles tuvieron de la existencia de una inmensa región de selvas existentes después de los Andes, les fue dada por los propios nativos en Quito y en Cuzco. Debido a su fantasía de hombres medievales, los conquistadores imaginaron que la selva tenía a El Dorado, una sierra repleta de oro puro. Partiendo de Quito, en 1541, en una expedición con 150 soldados, 4 mil indíngenas y 3 mil animales de tropa, Gonzalo Pizarro logró pasar los Andes por difíciles caminos llegando hasta la naciente del Río Amazonas. Las dificultades encontradas hicieron que Francisco Orellana continuara con el proyecto en una nueva embarcación. La exploración continuó hasta la desembocadura del río en el Atlántico, en 1542, después de haber recorrido sus 5.825 kilómetros.

La denominación del río se atribuye a Orellana, quien se topó con unas belicosas indias que acompañaban a los hombres de combate, llamándolas amazonas al confundirlas con las antiguas guerreras de la mitología griega. 

Llegada de Orellana a la región del Amazonas

Lo hecho por Ornellana de repitió en 1561 por Lopo de Aguirre, un demente que mató a Pedro de Ursua, el jefe de la expedición, aceptando ser el rey de sus seguidores, los marañones.

La incorporación del Amazonas al Brasil se hizo con las jornadas de los capitanes, con la llegada de los colonos y con la catequesis de los misioneros.

Proceso de colonización de la región amazónica

No se tardó mucho para que otros vinieran a instalarse en la región amazónica. La presencia de ingleses y holandeses en las Guianas fue seguida por los franceses en el Golfão do Maranhão, donde fundaron el fuerte de São Luís en 1612. Las autoridades del Reino Unido (entre 1580-1640, España y Portugal estaban bajo el mismo gobierno), decidieron expulsar a los franceses de São Luís y quedarse definitivamente en el estuario amazónico.

Historia del Amazonas: el fuerte de Belém do Pará

La ciudad cayó en manos portuguesas en 1615 y al año siguiente, el 16 de enero de 1616, el capitán Caldeira Castelo Branco fundó, en la región que denominó Lusitânia Feliz, el Fuerte Presepio de Belém, la casa fuerte que dio origen a la capital de Pará. Ciudad ésta, en la bahía de Guará, que se convirtió en el trampolín para la conquista de la región del amazonense.

Una larga guerra –comercial e ideológica- hubo en la región hasta que en 1697 se defineiron las fronteras entre los intereses holandeses, ingleses y franceses por un lado, del lado de las guianas, y los lusitanos de otro, del lado de Amapá, teniendo el cabo Orange, en el rio Oiapoque como divisor. Acuerdo celebrado en el tratado de Lisboa de 1701. Las puertas del Amazonas desde entonces se abrieron exclusivamente a los navegantes portugueses.

La orientación religiosa, desde 1570, era que los nativos estuvieran en aldeas para mejor evangelizarlos, ya que estaban generalmente dispersos por los amplios territorios y divididos entre las naciones tupinambás, urubus, gamelas, timbiras, apinajés, jurunas, caiapós, carajás, aimorés, munducurus, tapajós, aruaques, turumás, murás, jurimaguás, omáquas, manaus, barés e ianomâmis.

Casi de inmediato se inició un conflicto entre las tropas de “resgate” lideradas por esclavistas y los sacerdotes, que se extendió por más de un siglo, en la lucha por el brazo indígena. Los sacerdotes más influyentes consiguieron una serie de decretos y leyes que les atribuyó autoridad sobre los nativos e prohibiendo su esclavitud.

Recién en 1750 por el Tratado de Madrid, España y Portugal acordaron sus fronteras. Los jesuitas que estaban desde 1607 fueron expulsados en 1760. Se introdujeron nuevos cultivos, como el algodón, el tabaco, la caña de azúcar y el café. Se enseñó la lengua portuguesa, se denominaron las ciudades. 

Historia del Amazonas: Manaus a fines del siglo XIX

Los portugueses dentro de un rígido mercantilismo, siempre mantuvieron una política de clausura de las colonias. El Amazonas no fue la excepción. Esa política empezó a ser reformulada en 1808 con la llegada de la familia real al Brasil y con el decreto de “Apertura de los Puertos a las Naciones Amigas”. En 1850, en otra reforma administrativa, se creó la Provincia del Amazonas, teniendo a Manaus como su capital.

Si viajas a Amazonas no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario